Controla el estrés

estresestres, como controlar la ansiedad y el estres

Estrés

Existen diferentes tipos de estrés:

Estrés crónico, estrés agudo, y estrés agudo episódico.

Este es un proceso natural y responde a la necesidad de adaptarnos al entorno.

Sin embargo, este ha ido en creciente en la sociedad, y se califica como algo natural de cada día.

Muchas personas suelen tener el control de trabajar o vivir bajo presión, controlando el estrés de manera natural.

Pero a otras personas se les dificulta, no controlan el estrés y les agudiza física y emocionalmente.

Ocasionándoles un sinfín de problemas, con síntomas leves aumentando paulatinamente  con síntomas agudos.

Para muchos el cambio de entorno puede ser adaptable tienen equilibrio emocional de tal forma que no se ven afectados

La adaptación a los cambios cualquiera que sea es fundamental para el equilibrio de emociones.

Este se puede ver afectado cuando no existe un control, en varios ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Nuestro organismo está diseñado para responder a los cambios constantes y retos de nuestra vida diaria.

Esto lo podríamos traducir como conducta del ser humano siempre y cuando sea positivo.

Siendo una manera adaptativa originada por instinto de supervivencia natural del ser humano.

En este sentido involucramos algunas funciones y órganos de nuestro cuerpo.

Por ejemplo: el corazón, el cerebro, el flujo sanguíneo, la digestión, los músculos, entre otros

 

Algunas características del estrés:

Pensamientos constantes: tienden a ser repetitivos, negativos, pesimistas, autocríticos, preocupación por todo y por nada, y tiene dificultad para concentrarse además de olvidadizo.

Trastornos  físicos: dolores de cabeza, infecciones, músculos contraídos, problemas de estómago, contracturas de espalda y cuello, respiración agitada y palpitaciones.

Emociones: miedo a todo y a nada, irritabilidad, confusión (no puede tomar decisiones), ansiedad constante

Tipo de conductas: risa nerviosa, llanto de la nada, consumo de alcohol, dificultad en el habla.

Aumento en consumo de tabaco, apretar las mandíbulas y hablar constantemente cuando duerme.

El estrés crónico: es se manifiesta cuando la persona vive en constante alarma.

Estrés agudo: este para muchos puede ser excitante ya que pasando la carga de un día de trabajo agotador.

Puede manejarlo dejando atrás su día y seguir el resto del día de manera natural sin quedar agobiado.
Estrés agudo episódico: este se presenta con frecuencia, reaccionando de forma descontrolada.

No es capaz de organizar su vida, por lo regular anda irritable.

Algunas causas que pueden detonar:

Hambre, mala postura, problemas con la pareja, discusión familiar, enfermedad o muerte de ser querido, ruido.

Desempleo, insomnio, hacinamiento, tráfico atascado, exámenes, factor emocional y mental, etc.

Conclusión.

El estrés debe detectarlo a que grado le puede afectar, ya que algunas personas pueden detonar una crisis de estrés terminando en una situación fatal.

Cuando sienta que esta fuera de control, lo mejor será ir con un especialista o algún grupo de ayuda.

Requiere tener alguna terapia ocupacional, que le mantenga la mente ocupada creando algo nuevo.

La actividad física es de suma importancia, ya que permite liberar mucho estrés.

Por otra parte, la alimentación requiere cuidarla para que le permita estar lo más posible ligero y saludable.

Cuide su salud y viva cada día como si fuera el último de su vida

Éxito

Be the first to comment on "Controla el estrés"

Leave a comment

Your email address will not be published.